18/05/2024

Reading Time: 2 minutes

Hace pocos días fueron capturados en Argentina tres individuos sospechosos de planear un ataque terrorista en dicho país. Entraron por separado, pero se porponían encontrarse en Buenos Aires para planificar un atentado. Los detenidos contaban con pasaportes colombianos y venezolanos, como es el caso de Chassan Naem Chatay, de origen sirio, quien también cuenta con nacionalidad colombiana por adopción. La captura logró llevarse a cabo gracias a información proveniente de Estados Unidos, Israel y Colombia, además de que los sospechosos esperaban una encomienda extraña de 35 kilos proveniente de Yemen. Causa mucha curiosidad, y al mismo tiempo extrema preocupación, que estos sospechosos terroristas hayan entrado al país en estas fechas, justo cuando se está llevando a cabo la XV edición de los Juegos Macabeos Panamericanos, que reúne a más de 4.000 deportistas judíos de diferentes países. Si bien es cierto que aún no se sabe dónde estaban planeando el ataque terrorista, hay que tener en cuenta el evento importante para la comunidad judía que se está llevando a cabo en Argentina.

Independientemente de a dónde se estaba planeando el ataque, es de extrema gravedad que personas de este perfil posean un pasaporte colombiano y venezolano. Según algunos comunicados, Chasaan Naem Chatay fue nacionalizado en junio de 2022, lo que significaría que fue en el gobierno pasado y no en el actual, pero sienta un buen precedente de vigilar con lupa a qué personas se está naturalizando, especialmente en este momento en que el máximo mandatario de Estado, en múltiples ocasiones, se ha mostrado defensor del grupo terrorista Hamás, al igual que el régimen de Nicolás Maduro. Gracias a esto debemos estar muy alerta de a quiénes podrían otorgarse las nacionalidades colombianas, pues podría ser la manera ideal de llegar a un país con un pasaporte legal para llevar a cabo un atentado terrorista y pasar desapercibido.

Para nadie es un secreto que tanto en Colombia como en Venezuela hay presencia del grupo terrorista Hezbollah y por más de que sea una agrupación terrorista con ideales distintos a los de Hamás, las dos tienen un objetivo en común, que es asesinar a la población judía, y queda claro que si tienen que llevar a cabo cualquier tipo de masacre, se unirán. Por esta razón, debemos ser vigilantes de a quién se está dejando entrar al país, pues no queremos el ingreso de estos criminales y terroristas. Como ciudadanos debemos frenar discursos de apoyo a grupos terroristas, en este caso Hamás por parte de Gustavo Petro o de Nicolás Maduro, que sólo causan más antisemitismo en el mundo; alocuciones con poco fundamento que simplemente logran crear odio y división. Debemos estudiar los conflictos para así tomar nuestras propias decisiones y no tomar un bando por lo que dice algún presidente, teniendo en cuenta que muchas veces los gobernantes están del lado equivocado de la historia.

Debemos recordar siempre que el apoyar la violencia de un grupo terrorista es apoyar la violencia en todas partes.

“Lo que se obtiene con violencia, solamente se puede mantener con violencia”, Mahatma Gandhi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *