18/05/2024

Reading Time: 3 minutes

Los Denver Nuggets mantuvieron su racha triunfal de victorias, que ya marcha por diez en los últimos once partidos, al imponerse en Miami (88-100) a unos Heat muy irregulares que tuvieron sus opciones de vengarse por la derrota en las últimas Finales de la NBA.

Un letal Michael Porter Jr fue el mejor del equipo campeón con 25 puntos, anotando cinco de nueve triples, algunos de ellos en momentos clave del encuentro. Aaron Gordon y Jamal Murray le acompañaron con 16 y 14 tantos respectivamente, mientras que Nikola Jokic mermó su anotación a doce pero completó otro doble-doble con 14 rebotes.

Del otro lado, Miami amplía su mala racha a cuatro derrotas consecutivas y se descuelga de la zona de acceso directo a los ‘playoffs’. Tuvo a un Bam Adebayo espectacular en muchas fases del partido firmando 17 puntos y 13 rebotes, pero fue insuficiente ante lo desacertados que estuvieron algunos de los titulares del Heat.

Miami tuvo unos primeros minutos de buena defensa, pero sin darle una continuidad en ataque. En los primeros minutos sólo Aaron Gordon pudo imponerse, demostrando su superioridad física con dos canastas seguidas en la pintura, la segunda machacando el aro de manera imponente.

Pero bajó el nivel de Miami, los errores les hipotecaron y fueron dando aire a Denver, que no desaprovechó la oportunidad para marcharse con la primera renta importante de la noche, diez puntos arriba con el 9-19 a la mitad del primer periodo.

Sin Jokic ni varios titulares en pista, Miami se reactivó, un 6-0 devolvía la igualdad al luminoso, pero las pérdidas de balón castigaban demasiado, acumularon siete al descanso y un parcial se contestó con otro.

Murray se hizo cargo de la situación y resolvió con cinco puntos rápidos al regresar del banquillo. Sumado a que Porter Jr se mostró intratable desde el perímetro, triple que intentaba, triple que iba dentro, y al descanso ya había anotado tres.

La entrada de Haywood Highsmith cambió la cara a la defensa de Miami, un especialista como él contagió a sus compañeros, logrando devolver opciones de triunfo. Hasta lograron recuperar la desventaja y situarse a tan solo uno (44-45) a las puertas del descanso.

Pero del posible uno abajo, tras una pérdida de balón de Terry Rozier y una falta torpe de Butler regalando dos tiros libres a Murray, se convirtió en el 44-50 al descanso.

Uno de los factores que estaban flojeando en los de Spoelstra era el triple. Los dos primeros que se lanzaron en el tercer cuarto fueron dentro en manos de Jovic y Robinson. El desacierto de los Nuggets hizo el resto y un contraataque conducido por Rozier de aro a aro culminó la remontada, poniendo a los Heat por delante 24 minutos después con el 56-55.

El rebote ofensivo salvaba a un Denver muy pobre, y que presenciaba boquiabierto una de esas cosas que suceden cada mucho tiempo, un triple de Adebayo, completamente solo, el segundo del curso para él.

Esto le animó a hacer cosas distintas y liderar a los suyos. Así se le pudo ver asistiendo a una mano dejando solo a Robinson, realizar innumerables fintas para culminar colgándose del aro con autoridad, y también conduciendo él mismo un contraataque con bote.

El ‘show’ era suyo y puso a su equipo tres arriba (67-64). Los campeones eran víctimas de su desacierto desde el perímetro, un pobre tres de once se reflejó en su estadística. El despropósito se completó con los balones perdidos y apenas 22 puntos anotados, pese a todo, entraron al último cuarto con 71-72 a favor.

Thomas Bryant estuvo muy motivado ante su exequipo, y recibió la oportunidad que tantas veces se le niega. Estuvo a la altura supliendo a Adebayo con nueve puntos y seis rebotes.

Los de Malone recuperaron su mejor versión al final. Miami intentó pelearlo, pero la distancia crecía en el marcador y en la pista. Varios tiros sin tocar aro de los locales, y el regreso de la confianza en el tiro por parte de Denver les puso a celebrar tras un triple de Reggie Jackson que les catapultó diez arriba (84-94) con sólo 3:38 por disputarse.

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *