18/05/2024

Reading Time: < 1 minute

Eugenia Montejo es una mujer que desafía al picante. Con medio siglo de dedicación constante, su legado se remonta al inicio de la Plaza de Mercado de Paloquemao.

Desde entonces, ha forjado una experiencia invaluable. Comenzó machacando y moliendo los primeros ajíes, el rojo y el chirca del Tolima, y vendiéndolos con sal en su primer puesto de la plaza.

Un inicio que sembró las bases de su conocimiento sobre el fruto. 

Sumergida en la riqueza del ají santandereano, pronto se dio cuenta de la diversidad y la demanda que existía en Bogotá por el producto. Fue así como emprendió viajes a México y Perú en busca de nuevos sabores, lo que le permitió ampliar su oferta de pimientos.  

Visitar el puesto de doña Eugenia es una experiencia llena de picor, color y textura. Su local, el número 81374 de la Plaza de Paloquemao, se convierte en un santuario para los amantes de los sabores intensos.

Allí, ofrece alrededor de 16 variedades de chiles y jalapeños, incluyendo desde Estados Unidos el temido Carolina Reaper, clasificado como uno de los más picantes del mundo. Habaneroguajillo y chipotle son otros de los nombres que resuenan en este espacio de la plaza.

Una oferta que la ha llevado a ser reconocida como una gran conocedora en el mundo del ají en Colombia, una experta sin igual.

El camino emprendido por doña Eugenia refleja el amor por el producto.

El ají, un símbolo de la diversidad gastronómica y cultural, para ella siempre será la motivación de sus días y su legado, el que pone a disposición de capitalinos y visitantes para llevar sus platos a nuevos niveles de sabor y picante.

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *