18/05/2024

Reading Time: 3 minutes

El carro eléctrico SU7 de Xiaomi ya está aquí. Es elegante, de un cautivante color azul, y ejecuta el sistema operativo Hyper OS de Xiaomi para integrarse con smartphones y otros productos inteligentes. Es, de lejos, una de las cosas más bonitas que vimos en esta edición del Mobile World Congress (MWC) y, a la vez, una de las más sofisticadas.

Xiaomi reveló su eléctrico en China, a finales de diciembre, pero el MWC de Barcelona viene a ser su presentación ante el resto del mundo.

Si se cumplen las promesas de la compañía, las entregas nacionales comenzarían tan pronto como en el segundo trimestre de este año.

Por lo que pudimos ver, el SU7 está cargado de cámaras en el exterior. De su interior no podemos decir mucho, porque siempre estuvo efectivamente acordonado por una barrera transparente.

Xiaomi dice que puede ir de cero a 100 km/h en 2,78 segundos. Es una idea poderosa, que contrasta con el ritmo de tortuga al que gira sobre su plataforma el modelo que se exhibe en el MWC.

Electricidad emocionante

Y pese a eso, hay algo en este carro que excita la imaginación.

Otros carros eléctricos nos han mostrado un futuro limpio y civilizado, sí, pero a menudo, también feo y aburrido.

En la cara de un carro como el Afeela, que es feo desde el nombre, el SU7 (cuyo nombre tampoco es para ganarse premios) presenta una promesa juguetona con carros eléctricos hermosos, poderosos, emocionantes.

Pero mientras que el Afeela de Sony es en gran medida una colaboración con Honda (ambas compañías son propietarias de una parte de la compañía), Xiaomi va sola en el proyecto de su vehículo eléctrico. Eso, y que ya estemos hablando de entregarlos a clientes reales para ponerlos en calles reales, le da un sentido de inminencia, casi de urgencia.

Tecnologías esenciales

Xiaomi dice que el carro es el resultado del desarrollo in-house de tecnologías esenciales para la movilidad eléctrica. Básicamente, la empresa desarrolló un motor, una batería, un chasis, un software de conducción y un sistema de protección de los humanos a bordo.

Respaldado por una inversión monumental de más de 10.000 millones de yuanes en investigación y desarrollo, y un equipo global de más de 3.400 ingenieros y 1.000 expertos técnicos en áreas clave, Xiaomi se mostró segura de haber producido un vehículo excepcional. Y aunque no sabemos mucho más, y ciertamente no hemos tenido ocasión de probarlo, de pie frente a un carro real en Barcelona uno quiere, realmente quiere, creerles.

El presidente de Xiaomi, Lu Weibing, dijo en una entrevista que la compañía apunta a 20 millones de usuarios premium para su nuevo vehículo eléctrico. Es una meta que sería una locura en cualquier otro país que no fuera China.

En especial, por el precio. Durante la conferencia de presentación del SU7, el director ejecutivo de Xiaomi, Lei Jun, echó por tierra las ilusiones de que este sea un carro económico, y les recordó a los presentes la cantidad abismal de tecnología que involucró su desarrollo.

Los expertos del mercado esperan que el precio del eléctrico de Xiaomi esté entre los 200.000 y los 300.000 yuanes (de 28.000 a 42.000 dólares).

Jean Philipp Mercado / CEO Jean P Comunika

Columnista – Tecnología

www.undiarioconjean.wordpress.com

Síguelo en Redes Sociales: https://linkr.bio/jeanmercado2009

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *