18/05/2024

Reading Time: 2 minutes

Tras ocho meses en blanco, el español Carlos Alcaraz venció el domingo al ruso Daniil Medvedev y revalidó el trofeo del Masters 1000 de Indian Wells, donde la polaca Iga Swiatek también se coronó por segunda vez en la final femenina.

Alcaraz, de 20 años, es el primer tenista en repetir victoria en el emblemático torneo estadounidense desde que Novak Djokovic encadenó tres seguidas entre 2014 y 2016.

El prodigio español, cuyo último título era el de Wimbledon el pasado julio, se impuso por 7-6 (7/5) y 6-1 a Medvedev, que ya había sido su víctima en la final del año pasado.

Alcaraz encontró más resistencia en este reencuentro ante el ruso, subcampeón en enero del Abierto de Australia, que llegó a avanzarse 0-3 en el primer set.

Alentado por la grada, el murciano reaccionó a tiempo para mantener su hegemonía en el desierto californiano, donde en sus últimos 17 partidos sólo hincó la rodilla ante su ídolo Rafael Nadal.

“Ganar este torneo significa mucho para mí. La semana antes de que empezara tenía muchas dudas sobre mi tobillo”, reconoció Alcaraz sobre la pista. “Pero en cuanto pisé la pista, en la primera ronda, empecé a sentirme mejor”.

“Obviamente volver a ganar un Masters 1000, que es un torneo realmente difícil, te da una motivación extra para seguir adelante, una confianza extra para (el Abierto de) Miami y para lo que viene”, subrayó.

Alcaraz se presentó en el primer Masters 1000 sin ninguna presencia en finales desde agosto. 

El curso lo arrancó con una inesperada derrota en cuartos del Abierto de Australia, primer Grand Slam del calendario, y en febrero se retiró de Rio de Janeiro por una lesión de tobillo.

Pero en su feudo del Valle de Coachella recuperó la magia y la sonrisa para superar todo tipo de obstáculos, ya fuera la racha de imbatibilidad este año de su archirrival Jannik Sinner, largas interrupciones por lluvia o incluso un ataque de abejas en pleno partido.

Con esta última y rotunda victoria ante Medvedev, número cuatro mundial, Alcaraz elevó su quinto trofeo de Masters 1000. Únicamente Nadal llegó también a esa cifra antes de celebrar su 21º cumpleaños.

– Duelo de estrategias –

Como en las semifinales ante Sinner, en las que levantó un set en contra, Alcaraz también empezó a medio gas el último peaje frente a Medvedev.

El ruso, que había eliminado a Alcaraz en el último US Open, trató de sorprenderlo otra vez con un cambio de estrategia en la devolución, desafiando el servicio del español desde mucho más cerca.

Si en la final del año pasado no tuvo una sola pelota de ‘break’, el ex número uno mundial consiguió quebrar esta vez a la primera para avanzarse 0-3.

Alcaraz, que acumulaba errores no forzados, fue ajustando su tenis tras un diálogo con el entrenador Juan Carlos Ferrero.

El español se sentía cada vez más cómodo y algunos servicios conservadores de Medvedev le abrieron la puerta a devolverle el ‘break’ e igualar el partido.

Alcaraz levantó entonces de sus asientos a los 16.000 aficionados de la segunda mayor pista del mundo, que desde hace tiempo lo han adoptado como favorito.

El murciano dejó pasar un intento de globo de Medvedev pero, tras ver que iba a botar adentro, esprintó hacia atrás para devolverlo y ganar uno de los puntos del año.

Tras ver cómo se le escapaba el primer set en el ‘tiebreak’, a Medvedev se le hizo demasiado cuesta arriba la remontada y sigue sin alcanzar el único de los seis Masters 1000 en pista dura que se le resiste.

Fuente: AFP

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *